Campaña online

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

¿Para qué tipo de elecciones funciona el trabajo de campaña online?

Obama Rally - CC / Flickr

Campaña de Obama - CC / Flickr

En mi trabajo como asesor de campaña me suelen preguntar: “En realidad, ¿ha ganado alguien unas elecciones gracias al uso de internet?” “¿Cuándo vamos a ver las primeras elecciones por internet?” o “¿Cuándo vamos a ver a alguien en Europa usar la red como la usó Obama?”. Siento decepcionaros, pero todas estas preguntas no se centran en lo importante. Ya tenemos campañas electorales basadas en la red, pero determinar el impacto de internet, aislándolo de los demás factores, es lo complicado.

Piénsalo de esta forma: sin los emails entre el equipo y los activistas, las búsquedas de Google para ver los últimos datos de las encuestas de opinión, y todas las noticias sacadas de los sitios de noticias, las campañas electorales modernas no funcionarían, directamente. No hay marcha atrás, no hay retorno al uso del papel y el teléfono.

La cuestión importante es la ventaja comparativa cuando hablamos de avanzar.

Diría que hay cuatro tipos de elecciones en las que la campaña por internet puede tener un impacto decisivo. Son:

  • Elecciones internas del partido o primarias
  • Elecciones con poca cobertura de los medios
  • Elecciones con temas predominantes
  • Elecciones con candidatos carismáticos

Les dedicaré más tiempo más adelante.

En primer lugar, las elecciones del partido o primarias. Aquí hay grandes razones para hacer campaña en la red. El electorado es pequeño, está motivado y suele estar disperso por toda la geografía, sobre todo cuando es algo del partido a nivel nacional. Los medios de la campaña tradicional: el puerta a puerta, mesas informativas en la calle, panfletos, no funcionan o no son económicamente eficientes. A menudo, el partido sólo permite una biografía corta para acompañar a las papeletas, y los discursos en las convenciones del partido son demasiado tarde para cambiar el resultado. Las actividades online son vitales para crearte reputación y prestigio.

En segundo lugar, cualquier votación que tenga poca cobertura por parte de los medios tradicionales es ideal para invertir esfuerzo en hacer campaña online. Evidentemente, esto es aplicable a las elecciones del partido y primarias, que apenas salen en los periódicos, televisión y radio. También se aplica, no obstante, a las elecciones de segunda categoría, las elecciones locales y las europeas, en las que los medios miran hacia otro lado. Si la participación va a ser baja, los que voten serán los que estén motivados, y, posiblemente, lo suficientemente motivados para buscarte online. Del mismo modo, el área electoral (un consejo de distrito, por ejemplo) puede que no tenga ni medios propios (incluso los periódicos locales no llegan a ser tan locales), sin embargo, las campañas web pueden estar muy focalizadas en lo local.

Las elecciones en las que chocan políticas generales también son buen terreno para hacer campaña online, ya que la red se puede usar para tender puentes entre los candidatos que muestran especial preocupación por ciertos temas y ONGs y otros organismos de defensa que también la muestran. La clave está en qué estilo usar (cuánto networking hacer en las sedes del partido, y cuánto hacer en otros sitios) pero las decisiones claras sobre políticas funcionan bien online, y se ajustan a cómo piensa el electorado (y a lo que buscan en Google).

Los candidatos fuertes y personajes carismáticos son un componente muy importante de una campaña online intensa. El electorado puede ver quién está detrás de la información que reciben, y puede identificarse con las personas involucradas a un nivel mucho más íntimo que el que ofrecen los medios tradicionales. La red también se puede usar para desarrollar progresivamente una reputación distinta de una persona, diferente a la que se muestra en la prensa. Además, es imposible que el candidato conozca a cada uno de los votantes en una circunscripción electoral, sobre todo en grandes áreas urbanas, pero se puede solucionar con una campaña efectiva en la red.

Para terminar esta sección, ¿dónde funciona peor? Las cosas son mucho menos efectivas cuando las actividades online son sólo un reflejo de las actividades offline, es decir, cuando ponen de manifiesto partidos que destacan por ignorar a la gente y las políticas que son importantes para el electorado. Esto significa que una campaña online efectiva también puede contribuir a la evolución organizativa de los partidos tradicionales.

Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4 5

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.