Campaña online

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

Por dónde empezar

Calendar - CC / Flickr

Calendario - CC / Flickr

Como tantas otras cosas en una campaña política, no hay nada como la buena preparación en las campañas online. Como he puesto de manifiesto en las dos secciones anteriores de este artículo, la actividad online trata sobre la presentación de personas y políticas, y sobre la impresión general que se lleva el electorado. No son temas que se puedan dejar para la campaña corta que tiene lugar durante las semanas anteriores a las elecciones. Esto es aplicable sobre todo a los motores de búsqueda que se guían por tráfico (ver la sección 6), y una estrategia social media sostenible lleva su tiempo también.

Lo primero y más importante: trata de marcar objetivos para todas las actividades de la campaña online. Los objetivos SMART funcionan tan bien online como offline y siempre son un buen punto de partida:

eSpecífico: los objetivos deberían especificar qué quieren conseguir.
Medible deberías ser capaz de medir si estás cumpliendo los objetivos o no.
Alcanzable: ¿son alcanzables y asequibles los objetivos?
Realista: siendo realistas, ¿puedes alcanzar los objetivos con los recursos que tienes?Tiempo: ¿cuándo quieres lograr los objetivos marcados?

Es perfectamente aceptable marcarse objetivos sólo para la web (número de visitantes, o número de enlaces externos que apunten a tu sitio, por ejemplo) pero intenta marcarte algo claro y cuantificable. Muchas veces se crean páginas web sólo porque todo el mundo tiene una, así que, ¿por qué no? Siempre es mejor algo de disciplina.

Lo segundo, es esencial un plan de personal claro. ¿Quién se va a encargar de qué en el mundo online y durante qué periodo de tiempo? No se puede esperar que los propios candidatos creen todo el contenido o firmen todo el contenido. El contenido de una página web electoral tiene que ser oportuno, adecuado e interesante, así que no hay lugar para complejos trámites de firma.

Dicho lo cual, la campaña web, y especialmente el social media, funcionan mejor cuando la persona que busca ser elegida está involucrada de alguna manera en las actividades online. Puede ser mediante un blog o una cuenta de Twitter escrita por el propio político, mientras otras partes de la página web las escribe un equipo. No hay una fórmula mágica para ello, aunque, personalmente, yo siempre tendería a buscar la máxima participación de los candidatos. La campaña web no requiere una prosa maravillosa, la prioridad es la calidad e inmediatez del contenido.

Sobre todo, es esencial ser honesto en todas las comunicaciones web. No se espera de un candidato que escriba todo su contenido, pero si un candidato está escribiendo parte, busca la manera de ponerlo de manifiesto, poniendo en la barra lateral que está escrito por el candidato, por ejemplo. Y a la inversa, si un candidato no tiene interés personal en nada que tenga que ver con internet, hay que plantearse cuánto tiempo debería dedicarse al mundo online. Una campaña web que difiere demasiado del estilo y de los objetivos políticos del propio candidato dará la impresión de estar vacía.

Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4 5

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.