Formar al equipo, candidatos y voluntarios

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

Voluntarios: lo básico

Los voluntarios necesitan apoyo, sobre todo si no están familiarizados con el trabajo político o el día a día de la carrera electoral.

Una campaña electoral significa trabajar: convencer a la gente en la calle, en su puerta, en el puesto de campaña. A los compañeros sin experiencia les es difícil saber con quién deberían hablar (¿merece la pena entablar una conversación larga o se puede dar por seguro que este hombre jamás votará verde?), cuánto debería durar una conversación (para que haya tiempo suficiente para otras conversaciones), cómo deberían reaccionar ante las preguntas (muchas veces críticas), o a quién deberían dirigirse si se dan consultas más complejas.

Idea: Una vez esté claro el mensaje de la campaña y tus folletos estén impresos, reúnete y practica las situaciones que se suelen dar con la gente que vaya a estar en la calle haciendo campaña. Haz equipos de tres personas, cambia los roles a menudo, e invierte cinco minutos en cada situación típica. Una persona será el que hace campaña intentando convencer a otros que hay que votar a su partido, otro hará de viandante, mientras un tercero observará y opinará al respecto. Suele resultar bastante divertido y entretenido, ya que a la gente suele gustarle adoptar otros roles (ser una abuelita de avanzada edad, luego un joven padre, más tarde un banquero en la hora de la comida), como lo haría un actor, pero siendo parte de un juego de rol. Después de unas cuantas rondas, el efecto general es que los participantes ganan confianza en sus habilidades personales y en la comunicación con otras personas. Esto es muy importante cuando el objetivo último es convencer a otros de las bondades de tu programa político.

[Pulsa aquí para ver los Ejemplos de Éxito (en inglés, de momento)]

Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.