Inscribir al partido en las elecciones

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

Inscribiéndose como partido político
Crear un partido político y, cuando sea necesario o posible, inscribirlo como tal, es normalmente un proceso simple que, entre otras cosas, otorga al partido un estatus legal, y protege el nombre y el logo. Sin embargo, en los países en los que los partidos inscritos tienen derecho a dinero público, y se benefician de derechos de emisión en cadenas públicas o de otras ayudas públicas, los requisitos de inscripción suelen ser más estrictos.

Inscribiéndose para las elecciones
Inscribirse para las elecciones es la confirmación de que un partido o candidato tiene la intención de tomar parte en una votación específica. Y es normal que la legislación imponga requisitos más específicos a los partidos (además de los previstos para su creación, y que están relacionados principalmente con la identidad del partido, programa político, estatutos, estructura organizativa, miembros o fuentes de financiación). Estos, en general, se basan en tres criterios:

  • Apoyo popular. Los partidos tienen que entregar una lista de miembros o simpatizantes, acompañada de sus firmas, direcciones, u otros medios de identificación (como el número de documento de identidad del votante). El número necesario varía. En Alemania, por ejemplo, “un partido que no haya sido representado de forma continua por al menos cinco representantes en el Bundestag o en un Landtag [parlamento estatal]” debe obtener las firmas de al menos 200 personas censadas en la circunscripción. En España, los partidos políticos han de entregar las firmas de un porcentaje de los votantes censados.
  • Cobertura geográfica. El partido tiene que ser capaz de demostrar que está presente en un determinado número de regiones. Esta prueba suele darse en forma de una lista de firmas de miembros o simpatizantes de dichas regiones.
  • Viabilidad económica. Es habitual que a los partidos se les exija pagar una cuota de registro, que puede variar desde gastos administrativos moderados a sumas bastante más altas. Esta medida pretende, normalmente, disuadir a los partidos y candidatos independientes más pequeños y menos serios, pero no debería evitar que los lícitos participen. En ocasiones, se tiene que hacer un depósito que se devuelve según los resultados de las urnas (un dos por ciento de los votos válidos como mínimo en Eslovaquia, por ejemplo). Es relativamente común en países donde los partidos tienen que inscribirse de nuevo cada vez que quieren participar en una votación. En la República Checa, cada “partido, movimiento o coalición política” puede presentar una lista de candidatos sólo si ha pagado las 15.000 coronas checas de la “contribución reglamentaria para gastos electorales”.
Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.