Organización de la campaña

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

¿Quién decide?
Desde el momento en el que se crea, el equipo de campaña debe saber cómo tomar decisiones y qué decisiones no puede tomar. Es normal que la dirección del partido se reserve algunas de las decisiones más delicadas. Se debe dejar claro cuáles. La falta de claridad llevará a disputas y desacuerdos que, de forma casi inevitable, dañarán o, como mínimo, trastocarán la campaña. Las normas de procedimiento deben ser francas, transparentes y tomadas por decisión ecuánime.

En muchos casos, el candidato tiene la última palabra. Una regla, en concreto, no debe romperse nunca: el cartel de campaña siempre debe ser aprobado por el candidato que muestra o representa. Los carteles de campaña son herramientas estratégicas poderosas, y si uno no cuenta con la aprobación del candidato se convertirá rápidamente en un foco de debate extenso y negativo (¡sobre todo porque el propio candidato no dejará de quejarse sobre ello!). Si al candidato principal no le gusta el cartel, no lo imprimas. De la misma manera, su desacuerdo con cualquier parte de la campaña ha de ser tenido en cuenta. Los candidatos principales no son marionetas ni del equipo de campaña, ni de la dirección del partido.

[Pulsa aquí para ver los Ejemplos de Éxito] (en inglés, de momento)

Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.