Planear la estrategia de campaña

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

A través del optimismo – campaña positiva
La campaña positiva es el tono más seguro y más básico para la campaña. A menudo, una campaña positiva es mejor que una negativa: generalmente, es una manera más efectiva de convencer a simpatizantes que aún no se han decidido, o que se inclinan hacia la causa que defiendes.

Las campañas positivas son seguras en el sentido de que no causan daño importante fácilmente. Las campañas positivas tienen un impacto más lento, porque quien hace campaña positiva tiene que convencer al público objetivo de su excelencia, o de la excelencia de la causa.

En las campañas positivas, la confianza y la influencia se suelen lograr poco a poco. Primero, uno tiene que ganarse la confianza de la persona objetivo, luego, hay que convencer a la persona objetivo de la necesidad de un cambio. Por último, el candidato tiene que vender su solución como la mejor. En una campaña positiva, es crucial emplear la técnica de varias oleadas, para acercarse lentamente al público objetivo.

Una táctica de tres oleadas (como ejemplo)
En la primera oleada, se prepara al público objetivo para la causa, presentando la causa y las razones subyacentes. En la segunda oleada, se establece poco a poco una comunicación más activa. En la oleada final, se recomienda acción directa.
Un tono positivo es un gran punto de partida. Es mejor para perdonar pequeños errores, y permite una campaña ascendente y a largo plazo. Sin embargo, deberías empezar pronto una campaña positiva, para que el impacto tenga tiempo de producirse. Pero ten cuidado: es buena idea empezar con la publicidad de pago propiamente dicha en las elecciones municipales tan sólo una semanas antes de la votación.

Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.