Temas europeos en una campaña: el caso francés

This post is also available in: Inglés

Print Friendly, PDF & Email

Haz que tenga sentido
La otra lección que se puede aprender de esta boyante campaña de éxito es que, en la era de los propagandistas y el marketing político, de simplificación y demagogia, aún es posible transmitir un mensaje político diferente, coherente y completo.

El mensaje era coherente, para empezar, porque enlazaba perfectamente los distintos niveles del proyecto de una sociedad ecologista:
– A nivel territorial, la idea es que la mayoría de los problemas nacionales o locales pueden analizarse y entenderse como parte de un problema mayor y, por consiguiente, requieren soluciones globales, en este caso, a nivel europeo. Un ejemplo claro: relacionar el malestar creciente en zonas rurales y las dificultades a las que se enfrentaba el mundo agrario francés con las cuestiones de fondo de la futura reforma de la Política Agrícola Común.
– A nivel temporal, el argumento es que los problemas de ahora deben solucionarse con cambios fundamentales que nos preparen para el futuro, conserven recursos, y permitan a la sociedad prevenir las crisis sociales y económicas, que serían inevitables en caso contrario. Por ejemplo, solucionar las trabas sociales resultantes de la crisis económica en el sector automovilístico a través de la reestructuración inmediata de este sector económico clave en Francia y Europa, que, de todas formas, se vería afectado a medio plazo por el “pico petrolero”. En otras palabras: transforma la crisis en una oportunidad, protegiendo el hoy para cambiar el mañana, y cambiando el hoy para proteger el mañana.

Este mensaje fue también completoporque permitió trascender la opinión reinante de que los ecologistas franceses eran “activistas medioambientales”, cuyas propuestas podrían ser absorbidas por cualquier partido político (con la implicación de que un partido dedicado solamente a la defensa del medio ambiente no era justificable). Esta campaña tuvo éxito porque convenció al pueblo francés de que, aunque el medio ambiente es, desde luego, algo que nos debería preocupar a todos, la ecología es un proyecto político completo y original, que trata todos los aspectos de una sociedad. En resumen, “ecología” engloba tanto “gente” como “naturaleza”. A medida que la crisis y el desempleo empezaron a ahogar Francia y Europea, los votantes se dieron cuenta de la relación entre la explotación y el agotamiento de recursos humanos y naturales.

En cierto modo, la crisis supuso, paradójicamente, más un impulso que un lastre para transmitir el mensaje de transformación ecológica de la sociedad.

Please note: when printing pages, each page of an article must be printed separately.

Páginas: 1 2 3 4

COMMENTS ARE CLOSED

No comments yet.